Encuentra 'Barcos de Papel' en exclusiva en Amazon, versión papel y eBook.
Regresar
REGRESAR

 

 

 

 
 

‘Barcos de Papel’ es el diario que refleja las dos caras de la misma moneda, la fotografía de un alma en dos momentos distantes en el tiempo y la evolución de la persona a la vez que el personaje que se contempla entre sus páginas.

Comencé a escribir esta novela cuando tenía quince años y atravesaba una situación personal complicada. ¿Pero qué deja de ser complicado para un adolescente? No importa cuál es el camino que hayamos recorrido, la vida de una persona que aún está formándose colisiona sin remedio ante una realidad a la que deberá integrarse sin darle el tiempo que necesita para afrontar lo que se le viene encima.

 

Eso significa crecer, el arte de improvisar ante los eventos que se cruzan en nuestro camino sin girar la cara o evitar el contacto directo con la mirada. En ese punto, en el punto en el que aún no era capaz de mirar directamente a los ojos, comencé esta historia.

‘Barcos de Papel’ cuenta la historia de alguien que cree no tener camino, perdido en dilemas que le impiden mirarse al espejo y aceptar con humildad su reflejo. Las palabras contenidas en este primer tercio del libro, escritas a mis quince años y editadas con el mayor cuidado para preservar la simpleza y pureza de los pensamientos de un adolescente; relatan los conflictos internos y el crecimiento de una persona como individuo. Si hay algo que puedo expresar y mostrarme orgulloso de la redacción de esta primera parte, es la sencillez de las palabras, la transparencia de los pensamientos y la calidez con la cual el personaje principal expone sus miedos con un dulce egoísmo, como si fuera de esa residencia de estudiantes perdida en el medio del bosque, no existiese nadie más.

Pero como todo, el mundo no se centra en un solo individuo, en una sola persona; y es el encuentro de varios factores con personalidades diferentes lo que definen la vida real. Ese cálculo de matrices, define el personaje y el libro. Trece años después de escribir las primeras palabras de ‘Barcos de Papel’, retomo lo que no fui capaz de contener en renglones: la colisión entre personajes, el complejo hilar que definen las relaciones sociales, lo que significa tener amigos y mantener esa amistad con todo lo que ello conlleva. La redacción, el estilo y la profundidad de ideas se mantienen de forma natural y paralelas con la evolución del personaje en la historia. La persona que el personaje necesita llegar a ser es ya un vivo testigo de su desarrollo. La inocencia sin autoridad pasa a ser controlada hasta llegar a un punto de dirección donde con naturalidad da paso a la madurez del individuo. Y es en este punto donde la idea inicial, donde la historia que siempre quise contar encuentra su punto final.

Escribir, o mejor dicho, continuar ‘Barcos de Papel’ tras tantos años guardado en el eco de mis recuerdos no ha sido un trabajo fácil. Leer las metáforas de tus pensamientos tras casi media vida no es tarea sencilla. Los recuerdos pueden traer consigo algo más que sonrisas o un rubor inesperado; y a pesar de todo, he podido concluir mi trabajo como esperé. La evidente evolución en el estilo de la narrativa, tratado con mimo para no causar un choque inesperado en el lector, refleja la complejidad que supone la evolución del personaje; y espero haber podido mantener toda la autenticidad que el paso del tiempo ha brindado en este libro. Lo que puedo garantizar a los lectores de esta novela, es que la trama, los personajes y la conclusión del mismo han permanecido fieles como fueron planeados en un primer momento, adaptando la historia únicamente al lógico paso del tiempo desde que comencé a escribir hasta el día de hoy. Por ello, entiendo que el inicio pueda pecar de una sobredosis de adolescencia desmedida, así como de una falta de objetivos o fines, ¿pero qué es sino la adolescencia? ¿No es ese conflicto personal que parece aislar la existencia de un individuo en el universo? ¿La incapacidad de relativizar los eventos o la capacidad de mostrar la más honesta pureza de los pensamientos? Esa es la experiencia que intento transmitir en mi libro. Cómo el crecimiento del individuo y el encarar la madurez manteniendo la mirada con valentía pueden hacer que alguien que no esperaba nada de la vida se encuentre con un mundo lleno de posibilidades. Esa es la vida del protagonista, quien pareció abandonarse a si mismo, y cuando se encontró tuvo que tomar la decisión de luchar por los suyos o encontrar un camino tranquilo en la soledad.

Os invito a ser testigos de mi evolución como persona, de la búsqueda del significado de la vida y al sentimiento que encierra la conclusión de este proceso y sólo descubriréis si llegáis a la página final que encierra este libro.

 

Visita las redes oficiales de 'Barcos de Papel':

 
Página web   Facebook
 

 

Una pequeña contribución en el ámbito LGBT para los jóvenes que están creciendo y necesitan comprender su sexualidad con la normalidad que le caracteriza.

 

Regresar REGRESAR

 
 

© VeracruzGay.com ● Derechos Reservados ●

México